Convertíos y creed en el Evangelio” (Mc. 1, 1-15)