CRISTO VIVE ENTRE NOSOTROS, ¡ALELUYA!